El Instituto KLORANE

El Dátil del desierto y la Gran Muralla Verde

El Instituto Klorane participa en un proyecto de futuro fiel a sus principios: la Gran Muralla Verde.

 

Con el objetivo de luchar contra la desertización que afecta el Sahel y las consecuencias para la población local, 11 países africanos* se reunieron en 2004 para abordar este mayúsculo desafío ecológico con el proyecto de la "Gran Muralla Verde".


La idea es crear un cinturón verde formado por distintas especies que cruzará el continente africano de Dakar a Yibuti, lo que representa más de 7.000 km de longitud y 15 km de ancho.


                           

* Los 11 países que participan en el proyecto son: Senegal, Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger, Nigeria, Chad, Sudán, Eritrea, Etiopía y Yibuti.



El Dátil del desierto

El dátil del desierto (Balanites aegyptiaca) así como otras especies endógenas como las acacias (Acacia senegal, Acacia seyal)y el yuyubo (Ziziphus mauritiana) fueron elegidas por su adaptación al clima semiárido y son algunas de las especies plantadas en el marco del programa.

Su presencia permitirá recuperar una cubierta vegetal y ofrecerá a la población local una fuente permanente de alimentación e ingresos.



                                        




Las plantaciones de Widou

En Senegal, el país donde el programa está más avanzado, las plantaciones empezaron en 2008. Se pusieron en marcha numerosos viveros, donde crecen los árboles que posteriormente se trasladarán a la Gran Muralla Verde. Tras un año allí, se plantan durante la estación húmeda. Las parcelas de plantación permanecen cerradas durante cinco años para permitir el crecimiento de las plantas. Una vez transcurrido este tiempo, la población podrá recolectar los frutos, forraje o goma arábiga.



                          

 

 

 

Los huertos de Widou

En paralelo a los viveros, se crearon también huertos.

Son espacios gestionados por las mujeres de las comunidades y permiten diversificar la alimentación de las familias gracias al aporte de las frutas y verduras. Además, una parte de la producción se vende en los mercados, por lo que también es una fuente de ingresos.



                          

Una de las claves del éxito de este ambicioso proyecto en Senegal fue la creación, a través del CNRS,* de un Observatorio de la relación hombre-entorno (HOHMi) con el objetivo de evaluar el impacto de estas plantaciones en el ámbito ecológico, médico y social.




El apoyo del Instituto Klorane

El Instituto Klorane, que trabaja desde hace 20 años en la protección y la valorización del patrimonio vegetal, apoya la implantación de este programa en Senegal gracias a una colaboración con la Unidad Mixta Internacional “Medio ambiente, salud, sociedad” (UMI 3189) del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), con los siguientes objetivos:


  • Proteger, mediante la plantación de 10.000 dátiles del desierto cada año durante tres años.
  • Explorar, mediante la financiación de 3 tesis doctorales sobre el dátil del desierto y su impacto en el hombre, el medio ambiente y la salud.
  • Educar, mediante el apoyo a una universidad de verano anual de ciencia y medicina en Senegal (actividades populares y científicas, intercambios pluridisciplinares).

*CNRS: Centro Nacional de Investigación Cientifica.



                                  

 

Para más informaciones: www.institut-klorane.org/

MIS FAVORITOS

0  producto(s)

PREPARO MI VISITA A LA FARMACIA

No ha seleccionado aún ningún producto